Wednesday, May 14, 2008

Por lo que se quiere

Partiendo,
dejando de lado lo que una vez pudo llamarse 'nuestros deseos'
partiendo,
cambiando plurales por singulares.

Hasta luego deseo permanente
hasta nunca sangre de mis venas.

Demasiado paradoja para estas frías letras.

Partiendo,
dejando de lado los intereses comunes,
olvidando lo que nunca se ha de dejar de recordar.

Luchando por no luchar
evitando eventualidades del futuro...
y procreamos esta verguenza de vivir,
esta fragilidad de ser.

Partiendo cada vez que hay algo que no podemos resolver
y los otros,
los malos de la historia son los que silentes
se atreven a luchar por lo que se quiere,
por lo que una vez nos prometió
ese,
el que ahora narra su vida y comienza diciendo que parte.

Y yo que era ese.
Ahora soy sólo un alguien que lucha por lo que se quiere.
El malo de la historia.

Tuesday, May 06, 2008

'la insoportable levedad del ser'...

Tanto peso y caemos,
Con el rostro lleno de espanto,
Tanto peso y nos vemos
Casi besando el sueño que pisamos.
¿Peso o levedad?
Peso, porque podemos abrir las manos y soltarlo…
Levedad porque no pesa.
ay Kundera… ¿Por qué siempre elegimos levedad?
¿y si todos supieran que es inofensivo el peso…?
Si todos supieran que la levedad pesa…
‘¿el peso de la levedad?’ es lo que dirían…

Y me ataca la levedad
Me vuela los sesos sin compasión…
Acumula todo lo que no le he dado y recurro a leer
A ‘olvidar’ todo lo que un querer representa.

La levedad tan nada, tan soluble, tan volátil
Siempre me recuerda que es difícil soñar,
Tomar riesgos, querer, olvidar, entregarse,
Arrebatarse propiamente de las manos del otro.

Me dejan por peso, por el peso de lo que aun no sucede,
Por miedo…
He sido abandonada por miedo al propio ser
Al futuro
Al advenimiento de la maldita vida cuando pierde parte del sentido…
He perdido… y cuando se pierde se gana…
Pero lo que he perdido es el peso de un cuerpo sobre el mío…
Lo que he perdido es la levedad de la alegría.

Si.
Lamentablemente todo se ha vuelto tan sustancial como una letanía…
¡Maldición! Yo solo quiero quererte y no quieres.

Me he vuelto víctima y soy tan leve…
Pero han sustraído la alegría y las sonrisas…
Y no, todavía no entienden que todos podemos llegar a ser victimas
De ‘la insoportable levedad del ser’.

Brindamos...

Sorbo a sorbo y, ¡salud!
Por los que dudan.
Un trago más para las conversaciones
Un sorbo de vida
Más infusiones.
Palabras y olvido a los escritores
Palabras y olvido a los olvidados
A las redundancias
A estos amores de mercado.
¡Arriba!
Salud, por los que brindamos
Salud por los que me escuchan
Salud, subordinados.
Un trago más a los que me escriben
De las tristezas y los deslices,
Por los cobardes
Por los que juzgan.
Por los que piden sin dar nada a cambio.

Y no me importa morir si brindo una copa más
Las copas de veneno son gratuitas
¿no quiere brindar alguien más?

Thursday, September 28, 2006

Mis canciones

Pienso y no puedo evitar sentirme aludida al escuchar o leer canciones de artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Juan Luis Guerra...
Cada letra, cada espacio, cada melodía, cada canción... Descripciones de algunos que piensan como yo...

"Casiopea"

Como una gota fui de la marea, la playa me hizo grano de la arena.
Fui punto en multitud por donde fui, nadie me detecto y así aprendí.
Cuando creí colmada la tarea, volví mi corazón a Casiopea.
Cumplí celosamente nuestro plan: Por un millón de años esperar.
Hoy llevo el doble dando coordenadas, pero nadie contesta mi llamada.
¿Que puede haber pasado a mi señal? ¿Será que me he quedado sin hogar?
Hoy sobrevivo apenas a mi suerte, lejano de mi estrella de mi gente.
El trance me ha mostrado otra lección: el mundo propio siempre es el mejor.
Me voy debilitando lentamente quizá ya no sea yo cuando me encuentren.

Silvio Rodríguez

Mis canciones

Pienso y no puedo evitar sentirme aludida al escuchar o leer canciones de artistas como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Joaquín Sabina, Juan Luis Guerra...
Cada letra, cada espacio, cada melodía, cada canción... Descripciones de algunos que piensan como yo...

"Casiopea"

Como una gota fui de la marea, la playa me hizo grano de la arena.
Fui punto en multitud por donde fui, nadie me detecto y así aprendí.
Cuando creí colmada la tarea, volví mi corazón a Casiopea.
Cumplí celosamente nuestro plan: Por un millón de años esperar.
Hoy llevo el doble dando coordenadas, pero nadie contesta mi llamada.
¿Que puede haber pasado a mi señal? ¿Será que me he quedado sin hogar?
Hoy sobrevivo apenas a mi suerte, lejano de mi estrella de mi gente.
El trance me ha mostrado otra lección: el mundo propio siempre es el mejor.
Me voy debilitando lentamente quizá ya no sea yo cuando me encuentren.

Silvio Rodríguez

Sunday, September 03, 2006

Desde Wildwood NJ

Aun en los Estados Unidos... llegando a la desesperacion por volver a mi patria, a mi gente, a mi clima, a mi tierra, a mi bandera..... no veo el dia de regresar.. aunque se que extrañaré muchas cosas que este pais...mucha gente, y tal vez , en algunos momentos, ciertas circunstancias...
Amo mi pais... ahora más que nunca...

Wednesday, March 22, 2006

Nada más

Simplemente, en todo este tiempo, no hay nada más que contar que: Diseño de Interiores y diseño del mueble. Hasta Maquiavelo (ética profesional) ha perdido su influencia sobre mí, y ni hablar de los filósofos que viven a través de las líneas impresas. Los que revivimos cada vez que citamos sus frases, sólo nos esperan, mientras seguimos trazando líneas, a veces al azar, a veces motivadas y a veces, simplemente por plano de responsabilidad.

Diseño del mueble, he ahi mis días y mis noches.
Julio, Ana Vicky y Alberto. Yo, tirando las fotos...

Thursday, February 16, 2006

DSCN2711


DSCN2711
Originally uploaded by mirisanchez.
Ok. Las dos niñas más comelonas del grupo. Nacho volteo en el suchimi, despues, claro está del respectivo chicken maki, y antes de las papas fritas. Extremadamente rico. Celebrando el cumple de lili.

Sunday, November 20, 2005

Cubrefaltas

Hay huecos en el corazón
faltas en las entrañas,
vacíos de pensamientos
y huellas que faltan.

Me voy desgastando
y mi vida no es vasta,
sólo en los momentos en que de tí dudara.

Con las manos cubrimos todo lo que nos averguenza, lo que nos entristece. Con las manos se limpian las lágrimas del rostro.
O tal vez las recogemos del suelo para entregarselas a Dios como sacrificio.